El discurso más allá de la palabra

Vivimos en la era de las tecnologías de la comunicación, las distancias se han acortado y la información recorre miles de kilómetros en segundos. Las noticias se hacen virales, las campañas de publicidad son globales y los mensajes recorren el planeta llegando a los lugares más remotos. Podemos compartir imágenes, videos, presentaciones, podemos reunirnos aun sin estar en el mismo continente, podemos crear campañas que se conviertan en trending topic y sin embargo, pocas cosas son capaces de transmitirnos tanto como un discurso a capella.

Toda la tecnología del mundo no ha conseguido terminar con el valor de la palabra hablada, de la presentación eficaz y de la puesta en escena.

Presentaciones2El buen orador mantiene no solo una gran capacidad de movilización sino que su mensaje resulta más cercano, convincente. Pero para ello debe conocer determinadas claves, no todo es plantarse delante del auditorio y comenzar a hablar, hay que saber qué decir y sobretodo cómo decirlo.

Por otra parte hay que tener en cuenta que no solo la palabra conforma el discurso y determina la efectividad de nuestra exposición. El lenguaje no verbal, la entonación, las pausas… todo forma parte indispensable del mensaje y es fundamental tener en cuenta todos estos aspectos y aunarlos de manera equilibrada. La presentación debe ser clara, eficaz, dinámica, original, breve y enfocada a la audiencia.

Este último punto resulta especialmente interesante y es frecuentemente pasado por alto. El mensaje no puede ser el mismo cuando la audiencia es diferente. La presentación tiene que ser personalizada teniendo en cuenta la cultura del país, el rango de edad, el nivel de formación y sinfín de factores. En un mundo interconectado es fundamental saber adaptar nuestro discurso a audiencias multiculturales teniendo en cuenta formas y costumbres. Además de qué por supuesto el manejo de un idioma internacional como el inglés nos facilitará la comunicación con nuestros interlocutores hay que saber usarlo con eficacia y no descuidar otros aspectos por centrarnos en el idioma sacrificando elementos como la gestualidad, la entonación, la puesta en escena ni por supuesto el contenido.

Actualmente Audentia ofrece un curso de presentaciones eficaces en inglés que ayudará a encontrar las claves para realizar una presentación que abra nuestra empresa al mundo o mejore sus relaciones en el exterior.

En el siguiente enlace podréis ver un vídeo con un buen ejemplo perteneciente a la película de Wall Street. Se trata de un discurso de impacto ante un auditorio en el que podemos ver diferentes técnicas para crear interés, empatizar, acercarse a la audiencia y realizar una presentación eficaz. Para ser más persuasivo ante todo hay que ser natural y coherente para convencer más allá de la palabra, hay múltiples estilos, ¿Cuál es el tuyo?

 

Sin comentarios.

Deja un comentario

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestras cookies